Innovando desde la constancia el desarrollo del capital humano

  • noviembre 24th, 2011
  • Blog
  • 0 Comments
  • Coachvilas Business

El desarrollo del capital humano dentro de la educación, es un concepto que llevamos años trabajando desde el Coaching y el Crecimiento Personal, pero ¿estamos haciendo llegar este concepto de una forma correcta? Y sobre todo ¿qué entendemos por innovación en la educación desde el Capital Humano?.

Desde las corrientes artísticas nos hemos encontrado con grandes creativos como Picasso que afirmaba : “ La inspiración existe pero tiene que encontrarte trabajando” y los magos de la ciencia como Thomas A Edison declaraban conceptos como:, “El genio es 1 por ciento de inspiración y un 99 por ciento de transpiración”. Esto nos hace pensar que, tal vez la búsqueda de nuevos conceptos que den vuelta a la educación y al desarrollo de talento no sean tan necesarios como lo es, la constancia y la investigación en los que ya tenemos y no hemos sabido explotar.

Este año, para nuestra empresa, ha sido un gran año, ya que hemos tenido la fortuna de poder trabajar en muchas organizaciones, tanto públicas como privadas, donde hemos intentado poner un granito de arena para las personas que trabajan dentro de ellas, pero me ha sorprendido que, en todos los casos, nos pedían algo distinto, diferente, nuevo, porque estaban hartos de ver los mismos cursos de liderazgo, gestión del tiempo, creatividad…. Y mis compañeros y yo nos hemos vuelto locos buscando nuevos títulos e índices para cursos innovadores, que eran contratados por su “diferencia” con otros cursos.
Pero cual era nuestra sorpresa que, cuando hemos ido a trabajar a dichas empresas, los conceptos básicos de toda la vida, no estaban asimilados.

En el mejor de los casos, a algunos miembros del equipo, les sonaban, pero ninguno o muy pocos los ponían en práctica, sin embargo, querían seguir teniendo “conceptos” nuevos para, intuyo, guardar un título más en el cajón desastre de su cerebro.

Todo esto me hizo reflexionar, ¿nos hemos convertido en unos cursillistas, expertos en teorías que jamás llevaremos a la práctica?. Posiblemente si, desde mi humilde opinión y haciendo un símil con la educación elemental, esto es tal barbaridad como si a un niño de 7 años, le diéramos para leer “la metamorfosis de Kafka”, porque ya le enseñamos todo el abecedario y se hartó de trabajar con el dictaditos, ¿nunca se nos ocurriría hacer algo así verdad?.

Entonces ¿por qué tenemos la necesidad de engullir, cursos y cursos de desarrollo del capital humano si todavía no pasamos de primaria?.

Pienso que es necesario ser creativos en las organizaciones, pero ¿trabajamos con constancia todas las ideas que comenzamos ó las dejamos para volver a innovar sin haber probado, por activa y pasiva, si esa solución era la correcta?.

Nos piden en las organizaciones enseñar a innovar, pero ¿quién pide constancia y insistencia en desarrollar las ideas que ya fueron creadas y que no salieron hacia adelante por mala aplicación de las mismas?.
Vivimos en una sociedad que vive contra-reloj y que está en un movimiento constante y es por ello, que no nos damos tiempo, a nosotros mismos, de asimilar todos los conceptos nuevos que pasan por nuestros cerebros y no hacemos otra cosa que intentar tener más, simplemente por el hecho de poseer, no para ponerlos en práctica.

Cada vez que hay unas elecciones nuestros políticos cambian las normas de educación y vuelven a “innovar” y a crear nuevos curriculums escolares, que hacen que tanto los educadores como los alumnos, se vuelvan locos.
Compramos nuevos libros, gastamos mucha energía ampliando nuevos conceptos sin haber asimilado los anteriores y todos los docentes terminan quejándose de que, la educación es un desastre en nuestro país. ¿cuándo vamos a para el reloj para poder asimilar todo lo que hemos innovado en los últimos años?.
Les invito a que se paren a ver, todo lo que crearon de nuevo en sus empresas en los 5 últimos años y que miren, cuantas de esas ideas fueron terminadas, comprobadas y demostrado su éxito hasta el final, o si por el contrario, murieron en el camino, debido a la desidia de los especialistas que los gestionaban.
Ahorremos energía dando dos, tres y hasta cuatro vueltas a lo que tenemos en casa y desde ahí, intentemos crear con unas bases firmes.

No olvidemos nunca que la primera herramienta para la innovación es la constancia del desarrollo de la idea creada, sin eso jamás conseguiremos desarrollar líderes rentables para nuestras organizaciones, ni seremos líderes de nuestras propias vidas.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR